Al natural Destino Monegros Dando la nota Semblanzas Mirando hacia atrás La recocina Entre nosotros
Enclaves Rutas Miradores fotográficos Museos y centros
Eventos deportivos Fiestas y tradiciones Actos culturales Actualidad Patrimonio natural y cultural
Femoga Ayto. Sariñena

Con Propiedad

El nacimiento de la compañía Botwin en Tardienta

El nacimiento de la compañía Botwin en Tardienta

 Los años 30 fueron un periodo convulso, no sólo para Europa. Mientras ascendía el fascismo y se recrudecía el escenario que albergaría dos guerras en pocos años, en la antigua Palestina, el entonces gran Muftí de Jerusalén se erigía también como líder nacionalista árabe palestino, con un marcado acento antisemita que lo convertiría en el principal aliado islámico del Tercer Reich antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Así, más de 9000 judíos de diferentes nacionalidades lucharían en España entre los cerca de 40.000 brigadistas internacionales, comprometidos con la causa republicana contra el fascismo y por la libertad.

 

La XIII Brigada Internacional fue una de las más activas de la guerra, estando presente en casi todos los frentes y las principales batallas, por lo que sufriría un gran número de bajas que la obligaba a estar en constante reestructuración. Tras luchar en el frente de Andalucía, Brunete y la batalla de Belchite, en octubre de 1937 es creada casi de nuevo. Atendiendo a nuevos criterios lingüísticos, para favorecer la comunicación, se crean los batallones como el francófono, eslavo, o el polaco, bautizado como Palafox, para desagraviarse del hecho histórico de que 125 años antes, soldados polacos habían estado luchando en el asedio a Zaragoza con las tropas de Napoleón. Los judíos ya destacaban por su actividad y por haber creado una publicación propia, por lo que crear una unidad sería el siguiente paso.

 

De esta forma, el 12 de diciembre de 1937, tenía lugar la ceremonia oficial de creación de la compañía Botwin, perteneciente al batallón Palafox de la XIII Brigada Internacional, en una trinchera de Tardienta, vía telefónica, pues la posición estaba siendo fuertemente atacada en ese momento. L a lectura del comandante de la XIII Brigada, Janek Barvinski , fue la siguiente:

 

 “¡Camaradas soldados! ¡Camaradas oficiales y comandantes de la Brigada Dombrowski! ¡Camaradas voluntarios judíos!

Hoy, 12 de diciembre de 1937, se ha añadido a nuestra gloriosa y gran familia antifascista, la Compañía Naftali Botwin. Desde nuestra llegada a las tierras de España, nuestra brigada, y todos nuestros voluntarios, hemos sido primero como Compañía, más tarde como un batallón y ahora como Brigada, una gran familia fraternal compuesta por todos los combatientes: polacos, alemanes, ucranianos, bielorusos, judíos, húngaros, españoles y muchos más.

 

Todos nosotros, antifascistas, sin distinción de nacionalidad o convicciones políticas, estamos firmes en nuestra convicción de luchar duramente contra el fascismo, el racismo y el antisemitismo; de esforzarnos por liberar al pueblo de España y a la humanidad de la bestialidad fascista y la esclavitud. Los antifascistas de todos los países os asisten en esta lucha por vuestra libertad y la nuestra. (…)

 

En Madrid, Guadalajara, Brunete y Zaragoza, allá donde nuestra brigada se encontrara, luchó siempre contra el enemigo mortal de la humanidad: el fascismo. Los voluntarios judíos siempre han estado en primera línea, dando ejemplo con su heroísmo y conciencia anti-fascista.

 

En honor al gran número e importancia de los voluntarios judíos de la Brigada Dombrowski, y para conmemorar a aquellos combatientes judíos que han caído por la libertad, hemos decidido que la Segunda Compañía del Batallón Palafox sea conocida como Compañía Judía Naftali Botwin.

 

Botwin es el nombre de un trabajador judío de Polonia quien sacrificó su vida en la lucha contra la reacción y el fascismo, luchando heroicamente y muriendo heroicamente, sentenciado a muerte por un tribunal fascista. Su nombre es un símbolo, y su vida un ejemplo, del esfuerzo de la población judía en busca de vuestra libertad y la nuestra, un símbolo de la solidaridad internacional y la hermandad entre las naciones”.

 

Su estandarte llevaría bordado el lema “por vuestra libertad y la nuestra” en yiddish y polaco (lengua de la mayoría de sus componentes) un mensaje que resumía perfectamente su espíritu de lucha y solidaridad. Pero la compañía también llevaría a cabo una intensa actividad cultural: poesía, coro, himnos o la publicación de un periódico propio, en lengua yiddish.

 

La Botwin lucharía después en los frentes de Caspe, Lérida y en la batalla del Ebro, donde sufrirían un enorme número de bajas poco antes de la retirada definitiva de las Brigadas Internacionales de España. De hecho, el último brigadista muerto en suelo español sería Haskel Honigstein, de la Botwin, cuyo funeral en Barcelona sería un homenaje, con la presencia del  Gobierno, a todos los Brigadistas Internacionales caídos en suelo español, unos 15.000.

 

Dos memoriales rinden homenaje en España a los brigadistas judíos, en los cementerios de Fuencarral (Madrid) y Montjuich, en Barcelona, como agradecimiento y respeto a quienes darían su vida por la causa de la libertad, la nuestra y la suya, antes del estallido de la II Guerra Mndial.

 

La Marcha de los soldados Botwin

Cuando los batallones de guerra de la República avanzan,/ cuando la tierra sangra y la dinamita explota,/ una canción acompaña a las banderas que hondean,/ los Botwins marchan cantando hacia el combate.// Una canción de esperanza y de victoria de millones/ que quieren vivir en libertad y en justicia,/ y que nos guía a los valientes al combate final.// ¡No pasarán!//

 

Adelante, el valiente, marchamos al ataque, nosotros los Botwins/ en las Brigadas Internacionales/ con el ejército de nuestro pueblo.// Estamos unidos en nuestro odio a los bandidos nazis,/ que quieren oprimir España, este país esclavizado,/ protegeremos el rojo verdoso del campo,/ con la bandera de la unidad, arma en mano.// Con el rango de hermanos de otros pueblos y razas/ que desde ahora rechazan la pobreza y la esclavitud,/ forjamos las armas de las masas,/ el Frente de la Libertad, de la Paz y del Pan.// ¡No pasarán!//

No dejaremos caer las armas de nuestras manos,/ como el héroe Botwin nos enseñó,/ hasta que el futuro nos pertenezca,/ cuando el mundo liberado florezca otra vez.// Y en ese tiempo futuro sin guerra,/ nuestros esfuerzos serán recordados,/ como los soldados judíos de Botwin,/ ¡que a la peste fascista persiguieron!

Olek Nuss

13/12/2017

La tricampeona mundial está en el torneo de Alcubierre.

Anna Muzychuk, una ajedrecista en la que inspirarse

La tricampeona mundial está en el torneo de Alcubierre.

La primera actividad será una fiesta de disfraces de verano.

Muestra artesana y actos populares por La Malena en Lalueza

La primera actividad será una fiesta de disfraces de verano.

twitter facebook

LOPD | Website desarrollado por: Federico Vallés

subir