Al natural Destino Monegros Dando la nota Semblanzas Mirando hacia atrás La recocina Entre nosotros
Enclaves Rutas Miradores fotográficos Museos y centros
Eventos deportivos Fiestas y tradiciones Actos culturales Actualidad Patrimonio natural y cultural
Femoga Ayto. Sariñena

Con Propiedad

La música en la vida

La música en la vida

La música tiene la capacidad de evocarnos emociones, situaciones o vivencias de todo tipo. Determinadas melodías nos hacen recordar costumbres, celebraciones, fiestas, encuentros, personas y motivos que forman parte e influyen en nuestro carácter, en nuestros gustos y personalidad.

                

La forma de escuchar y de entender la música ha cambiado con el tiempo como la vida misma; nada que ver tienen los recuerdos de una persona mayor con los que posee o tendrá su nieto. La diversidad es tanta que podemos decir que todos los medios nos llevan a la música. Los sonidos de la madre naturaleza son los primeros que nos despiertan el sentido de escuchar, como nuestro "cierzo”,  el canto de los pájaros, el singular “cla, cla, cla” de las cigüeñas, los antiguos yunques de los herreros con su “tin, tin, tin”,  las campanas,  las esquillas, cencerros y cascabillos que en los pueblos, al paso de los rebaños, aún podemos escuchar.

 

De igual modo, de la calle nos llegan otras melodías, es decir, aquellas emitidas por las rondas de vísperas, jotas, bandas, charangas, romances, dulces “despertaderas” u orquestas. De igual modo, escuchamos emisoras de radio, CDs, ordenadores, tabletas y todo tipo de aparatos. Y no digamos la emoción que supone, si además de  poder escuchar, asistimos a un concierto de música en directo. La trasmisión de la interpretación de los músicos o cantantes, si conecta con el público asistente, nos puede resultar un contagio de alegría y de entusiasmo de hondo calado, tanto en ese preciso momento como perdurando hasta en remotos recuerdos. En estos casos, el entusiasmo entre las personas que se reúnen, con el fin de hacerse uno con los intérpretes que están viendo, escuchando y, muchas veces, admirando suele ser colectivo.

 

La música nos une y se comparte. Se demuestra en el folclore, con los himnos, y con los gustos en todos sus infinitos estilos, desde los amantes de la ópera, o de la música clásica, o tradicional, de jotas, de rock, pop, rap y así hasta lo que sea… Cantar en grupo, ya sea formalmente en un grupo coral o de manera espontánea en juergas, actos deportivos, plegarias, excursiones o cualquier otro evento siempre suele ser motivo de alegría, especialmente entre la juventud, pero, además, se desarrolla el fenómeno de rejuvenecer a los mayores cuando vuelven a cantar canciones de sus años mozos, parece que el tiempo se detenga y vuelva donde lleva esa música, esa letra, esa melodía, ese recuerdo… Lo que hace recuperar memoria, autoestima, alegría y con todo ello “salud”. Y aquí ya entramos hasta la “musicoterápia”, tema interesante que podemos dejar para otro día.

 

La música en nuestra vida quizá es mucho más importante de lo que apreciamos, junto a todos los sonidos agradables que nos rodean, a los que por la costumbre de escuchar, están ahí esperando que atendamos porque son y están como toda la innumerable gama de nuestra música.

 

Pilar Monter

28/05/2014

Encuesta

¿Cree qué será necesario la intervención de la fuerza pública para el retorno de los bienes de Sijena?

A)-Sí, será necesaria su intervención.

B)-No, la devolución se realizará antes de llegar a ese extremo.

C)-No sabe / No contesta

Elige la respuesta

Ver resultados

¿Cree qué será necesario la intervención de la fuerza pública para el retorno de los bienes de Sijena?

La respuesta que mas votos ha obtenido hasta el momento es:
A: 457 votos; B: 50 votos; C: 46 votos

twitter facebook

LOPD | Website desarrollado por: Federico Vallés

subir