Al natural Destino Monegros Dando la nota Semblanzas Mirando hacia atrás La recocina Entre nosotros
Enclaves Rutas Miradores fotográficos Museos y centros
Eventos deportivos Fiestas y tradiciones Actos culturales Actualidad Patrimonio natural y cultural
Femoga Ayto. Sariñena

Con Propiedad

El reto de La Cartuja

El reto de La Cartuja

Una vez conseguidos los primeros objetivos, el  apoyo social, y el que parecía el más difícil,  el compromiso de la administración para evitar su deterioro total, la Plataforma y los monegrinos nos vemos inmersos en un largo proyecto de rehabilitación que acaba de comenzar y que podríamos convertir en un modelo referente en gestión y desarrollo futuro si sabemos aprovecharlo. Porque en contra de lo que recomienda el refrán (no empezar la casa por el tejado) la estrategia de trabajo a seguir en este momento no debe centrarse en el monasterio y sus recursos, aunque sean los elementos principales de la acción, sino que deberíamos mirar más allá y pensar en lo que queremos que sea la Cartuja en el futuro: si queremos que cumpla funciones sociales, culturales, turísticas, educativas, intelectuales e identitarias, y cómo queremos conseguirlo, sin temor a experimentar con nuevas técnicas o formas de gestión (valga como ejemplo su uso como escenario cinematográfico durante las últimas semanas) para abrir el monumento a toda la sociedad, y crear en él un lugar de trabajo, reflexión y comunicación. Es decir, lo que siempre han sido los monasterios, un foco de dinamización y enriquecimiento del territorio en el que se ubican, pero adaptado al siglo XXI, usando las últimas tendencias museográficas y tecnológicas.

 

En un momento como el actual, de banalización de valores y priorización de la inmediatez del mensaje sobre su veracidad, en un escenario de estandarización de la cultura, la gestión del patrimonio se hace más necesaria que nunca, gracias a su autenticidad y tangibilidad,  principales características y causa de su prestigio social. Pero tenemos que superar la idea de los simples Centros de Interpretación (que, por cierto, ya hay uno sobre la vida de los cartujos en  Zaragoza) ser ambiciosos e imaginar un futuro a largo plazo, pensando en un proyecto sostenible desde el principio, bien asentado y que realmente aporte valor a la sociedad con su trabajo. Hay que desterrar del imaginario colectivo la idea de que el patrimonio es "algo muerto" que consume recursos públicos, e implantar la percepción de su aportación a la sociedad, de la misma manera que la investigación científica: calidad e innovación. De ahí la importancia de la colaboración ciudadana y de los diferentes agentes políticos, económicos y sociales de la comarca en el desarrollo del Plan Director del monumento, con especial atención a la responsabilidad social, territorial y humana, tanto de las administraciones implicadas como de sus habitantes, en un ejercicio de trabajo colectivo para las futuras generaciones, porque el patrimonio no debe medirse en resultados inmediatos.

 

Para ello es necesario una gestión inteligente, que ponga en marcha proyectos realizables y que éstos se concreten en la sostenibilidad económica, social y ambiental. Un buen ejemplo es la Fundación Santa María la Real, que empezó desbrozando los entornos de algunas iglesias románicas abandonadas en la provincia de Palencia, siendo hoy la entidad referente en nuestro país en cuanto a restauración, formación y publicaciones, no ya sólo respecto al arte románico, sino de patrimonio e industria cultural en general, abarcando materias tan diferentes y complementarias como turismo, alojamientos, lanzaderas de empleo, cursos y seminarios, formación universitaria o centros de innovación y emprendimiento, entre otros.

 

¿Y cómo se materializa todo esto en Monegros? Pues creando una red de trabajo real, no testimonial;  aprovechando recursos ya existentes como la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón, E.S.C.R.B.C.A., ubicada en Huesca; el Máster de Museos de la Universidad de Zaragoza, que desde hace veinticinco años se celebra en Huesca, siendo pionero en su campo; o con ACIAM (Asociación Cultural de Investigación Arqueológica de Monegros) por citar sólo algunos ejemplos de profesionales de diferentes áreas del trabajo relacionadas con bienes culturales existentes en la zona. Además de otras instituciones, como el Museo Provincial de Huesca, donde se guardan los 17 lienzos (la mitad de los que hubo en su momento) que cubrían los muros de la Cartuja y que se exponen en una de sus salas de uno en uno, pues sus grandes dimensiones no permiten más. ¿Por qué no empezar a pensar en en su regreso a la ubicación original, para la que fueron creados, una vez acondicionada?


Y es que se ha hablado de crear módulos concretos, escuela taller o escuela de empleo que, siendo una gran idea, no deberían acabarse con el final de las obras de rehabilitación, sino continuar, por ejemplo, con cursos de estudio y formación sobre arquitectura tradicional y sus diferentes técnicas constructivas y materiales que, por cierto, ya son tema de estudio y seminarios en el Instituto de Patrimonio Cultural de España, IPCE en sus siglas, puesto que ya hay un Plan Nacional al respecto, y que podrían colocarnos en primera línea de investigación y trabajo en este campo de estudio que parte del respeto a la naturaleza original de los monumentos y sus características históricas, artísticas y constructivas para llevar a cabo restauraciones respetuosas. Pero no sólo el edificio, sino todo su contenido daría para formar a profesionales en el tratamiento de alabastro, estructuras y cubiertas, revestimientos cerámicos o paisajismo. Y todo esto sin olvidarnos de la investigación, que debería promoverse, en Historia del Arte, para sacar del injusto olvido a los Bayeu, la gran familia de pintores del siglo XVIII español.

 

Como dijo Unamuno, "...hasta una ruina puede ser una esperanza". Aprovechemos la oportunidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

05/06/2016

Encuesta

¿Cree qué será necesario la intervención de la fuerza pública para el retorno de los bienes de Sijena?

A)-Sí, será necesaria su intervención.

B)-No, la devolución se realizará antes de llegar a ese extremo.

C)-No sabe / No contesta

Elige la respuesta

Ver resultados

¿Cree qué será necesario la intervención de la fuerza pública para el retorno de los bienes de Sijena?

La respuesta que mas votos ha obtenido hasta el momento es:
A: 462 votos; B: 50 votos; C: 46 votos

twitter facebook

LOPD | Website desarrollado por: Federico Vallés

subir